"Luz verde" vaticana al proceso de beatificación de 250 mártires valencianos

183 sacerdotes, 6 religiosos, 4 religiosas y 57 laicos, muertos entre 1934 y 1939

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 12 junio 2008 (ZENIT.org).- La Santa Sede ha concedido la "prórroga de competencia" y el perceptivo "nihil obstat", para el proceso de beatificación de un grupo de 250 mártires valencianos que perdieron la vida por su fe durante la persecución religiosa, entre 1934 y 1939, en diferentes localidades de la archidiócesis de Valencia, informa la agencia de noticias AVAN.

Se trata del grupo más numeroso de mártires valencianos al que se le abre el proceso de canonización, y del segundo en orden cronológico, después del integrado por 226 cristianos valencianos que fueron ya beatificadas por el papa Juan Pablo el 11 de marzo de 2001, en la plaza de San Pedro, en el Vaticano, según ha informado hoy a la agencia de esa archidiócesis Ramón Fita, delegado de la comisión diocesana para la Causa de los Santos del Arzobispado de Valencia.

En la nueva causa, que fue abierta por el arzobispo de Valencia, monseñor Agustín García-Gasco, en junio de 2004, se incluyen 183 sacerdotes, 6 religiosos, 4 religiosas y 57 laicos, entre ellos un monaguillo de 15 años y una embarazada de 9 meses que pidió a sus captores que antes de morir le dejaran dar a luz a su hijo para poder bautizarlo, lo que le fue denegado.

El decreto de aprobación del nuevo proceso de beatificación de los 250 mártires valencianos ha sido firmado por el cardenal prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos en Roma, José Saraiva Martins, y por el secretario de la congregación, monseñor Michael Di Ruberto.

Con este decreto la Santa Sede da "luz verde" después de un año de estudios, a los 250 procesos de beatificación, ha precisado Fita.

Entre las personas martirizadas figuran sacerdotes del clero diocesano, religiosos y religiosas, así como seglares pertenecientes a movimientos y asociaciones diversas que "se distinguieron por su ejemplar vivencia de fe", según ha señalado Fita.

La causa, que aparece encabezada por el que fuera vicario general de la diócesis y deán de la Catedral de Valencia, Miguel Payá Alonso de Medina, al que se suman "249 compañeros mártires", fue abierta en la diócesis de Valencia el 23 de junio de 2004 ante "los anhelos del clero de la diócesis y del pueblo fiel", según ha indicado el delegado para las Causas de los Santos.

A fecha de hoy, el Tribunal nombrado para la instrucción de la causa "lleva realizadas casi 300 sesiones y ha tomado declaración a 550 testigos", ha puntualizado.